Escrito de solicitud de reconocimiento de créditos no impartidos por situación de baja maternal

¿Pueden las profesoras universitarias reclamar los créditos de docencia que pierden al estar de baja maternal?
11 octubre, 2019
La discriminación laboral por razón de embarazo
8 noviembre, 2019

Escrito de solicitud de reconocimiento de créditos no impartidos por situación de baja maternal

A LA UNIVERSIDAD DE ………..

VICERRECTORADO DE ORDENACIÓN DOCENTE

 

Dª ……………………., mayor de edad, con DNI ………………….., vecina de Granada, con domicilio en C/……………… CP …….., ante el Vicerrectorado de Ordenación Docente de la Universidad de ………., comparezco y DIGO:

Que la exponente es profesora ayudante doctora de la Universidad de Granada del Departamento de Derecho del Trabajo.

Que en el presente curso académico 2019-2020 tiene asignados 24 créditos equivalente a 24º horas de docencia.

Que como consecuencia de mi baja por maternidad iniciada con fecha _________ no resulta posible que la exponente imparta la docencia correspondiente a _____   semanas (contabilizar las semanas de baja que corresponda según convenio colectivo) de lo que se deduce que perderé  X horas de docencia y, por tanto, X créditos que no contabilizarán en mi expediente académico, viéndome seriamente perjudicada en mis expectativas de consolidación y acceso a un puesto de trabajo en la universidad dotado de permanencia.

Que la petición realizada se lleva a cabo a tenor de la siguiente:

FUNDAMENTACIÓN

Primero.- La igualdad entre mujeres y hombres y el derecho a la no discriminación por razón de sexo que se plasma en el art. 14 de nuestra Constitución, tiene desarrollo específico en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en relación al contrato de trabajo, está asimismo consagrada en el art. 17.1 del Estatuto de los trabajadores, cuando señala que “se entenderán nulos y sin efecto los preceptos reglamentarios, las cláusulas de los convenios colectivos, los pactos individuales y las decisiones unilaterales del empresario que den lugar en el empleo, así como en materia de retribuciones, jornada y demás condiciones de trabajo, a situaciones de discriminación directa o indirecta…por razón de sexo…”.

Segundo.- En lo que afecta a la concreta situación del ejercicio de un derecho concreto, como es el del permiso de maternidad, el art. 8 Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres señala que “constituye discriminación directa por razón de sexo todo trato desfavorable a las mujeres relacionado con el embarazo o la maternidad”.

Tercero.-  A ello cabe añadir que el art. 15 de la Directiva 2006/54 establece que “La mujer en permiso de maternidad tendrá derecho, una vez finalizado el período de permiso, a reintegrarse a su puesto de trabajo o a uno equivalente, en términos y condiciones que no le resulten menos favorables y a beneficiarse de cualquier mejora en las condiciones de trabajo a la que hubiera podido tener derecho durante su ausencia”.

Se trata de un precepto que, por contener disposiciones suficientemente claras, precisas e incondicionales, posee efecto directo, según ha declarado de manera expresa el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 6 marzo 2014 (Asunto Napoli, C-595/12 ). Ello elimina cualquier duda sobre la posibilidad de su aplicación en todo caso.

Cuarto.-  Al reincorporarse la mujer del permiso de embarazo, no podrá hacerlo en condiciones menos favorables a las que disfrutaba con anterioridad al parto, debiendo beneficiarse de “cualquier mejora en las condiciones de trabajo a la que hubiera podido tener derecho durante su ausencia”.

La fortaleza del argumento no sólo reside en que se ha reconocido así por el Tribunal Supremo (Sentencia 10/2017, de 10 de enero de 2017 TRIBUNAL SUPREMO. Sala de lo Social. RECURSO DE CASACIÓN Núm: 283/2015. Ponente Excmo. Sr. MARIA LOURDES ARASTEY SAHUN), sino que éste recoge el criterio claro y transparente en este sentido del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 6 marzo 2014 (Asunto Napoli, C-595/12 ).

Quinto.-  En definitiva, si la trabajadora por la baja maternal ha perdido la posibilidad de justificar los créditos por la docencia que no ha podido dar en aplicación de la doctrina del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 6 marzo 2014, tales créditos les deben ser reconocidos.

Sexto.-  Se acompaña informe de la Oficina Defensora de la Universidad de Oviedo, de fecha 14 de septiembre de 2018, disponible en la URL:

file:///C:/Users/Casa/Downloads/2018.09.14%20Certificaci%C3%B3n%20de%20actividad%20docente%20del%20PDI%20y%20maternidad%20(1).pdf

[Consulta realizada el 10/11/2019]

del que se deriva el reconocimiento de los créditos solicitados y cuya argumentación jurídica doy por reproducida en aras de la brevedad pero que hago propia a través de la presente solicitud.

 

Por cuanto antecede,

 

SOLICITO: tenga por presentado este escrito, con el documento adjunto, los admita y a su tenor, dicte resolución o acuerdo por el que se reconozcan en mi expediente curricular los créditos docentes (concretamente …. X créditos) que no puedo impartir como consecuencia de mi obligada situación de baja por maternidad.

En ……….. a ….. de …..mbre de 2019.

Deja un comentario