La configuración jurídica del accidente de trabajo (disponible en línea)

1. STC 15/marzo/2021 (7′) La monitorización del ordenador de empresa como prueba para el despido
20 septiembre, 2021
2. STS de 21 de julio de 2021 (9′) Validez de las videograbaciones como prueba para despedir
24 septiembre, 2021

La configuración jurídica del accidente de trabajo (disponible en línea)

“La configuración jurídica del accidente de trabajo”, por José Sánchez Pérez, Laborum, Murcia, 2013, 582 páginas está disponible en línea en la URL:

https://digibug.ugr.es/handle/10481/32856

Este trabajo obtuvo el premio Extraordinario de Doctorado a  la tesis doctoral (área de ciencias sociales y jurídicas) según sesión Ordinaria del Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada, celebrada el 20 de septiembre de 2016, en el área de Ciencias Sociales y Jurídicas, correspondiente al período 2012/2013.

Incorpora un análisis global y exhaustivo de las diferentes materias que incluye el concepto de accidente de trabajo habiendo generado un importante número de publicaciones científicas. El objetivo primordial del trabajo se centra en la investigación del concepto de accidente de trabajo desde una perspectiva globalizadora, abordando su estudio a través de un criterio interdisciplinar y transversal. Para ello se ha recurrido al análisis doctrinal junto con el jurisprudencial, intentando mostrar un criterio evolutivo que ha marcado la consolidación de la institución jurídica, mostrando especialmente el estado de la misma en nuestros días.

El libro reseñado, junto a un amplio estudio doctrinal incorpora el estudio sistematizado de más de 300 sentencias del Tribunal Supremo, incorporando un análisis histórico de las sentencias que tras la aprobación de la primera Ley de accidentes de trabajo (Ley Dato de 30 de enero de 1900) determinaron la consolidación de la interpretación expansiva del concepto de accidente de trabajo –a la vez que la paralela interpretación restrictiva de la enfermedad profesional-. La selección, detenidamente realizada en cada una de los diferentes apartados del concepto de accidente de trabajo y de los diversos supuestos asimilados a éste, cubre la casuística más relevante en la materia. Se incluye una valoración crítica de las sentencias seleccionadas, así como una breve reseña de cada una de ellas que contiene de forma sintética la solución de cada una de las cuestiones de debate planteadas.

Como se puede verificar existe un riguroso tratamiento de la materia que incorpora un extenso análisis doctrinal citándose más de 500 trabajos doctrinales y a más de 300 autores.

Partiendo de que no se puede identificar dentro de la doctrina a un especialista que haya examinado de forma global la compleja estructura que integra la configuración jurídica del accidente de trabajo se ha realizado un análisis de quienes han destacado en cada una de las parcelas concretas del accidente de trabajo: ZARANDIETA Y MIRABENT y GARCÍA ORMAECHEA destacaron entre los clásicos que iniciaron su estudio sistemático, CAVAS MARTÍNEZ en el accidente in itinere, MORENO CÁLIZ en la enfermedad profesional, BORRAJO DACRUZ sobre accidente de trabajo y extranjería, MOLINA NAVARRETE en relación al acoso laboral, MONEREO PÉREZ sobre recargo de prestaciones, SEMPERE NAVARRO, sobre las Mutuas de Accidentes de Trabajo, DESDENTADO BONETE y VIDA SORIA en relación al régimen de tutela del accidente de trabajo, MARTÍN VALVERDE en la formación y desarrollo del concepto legal (…).

De otro lado, debe fijarse la atención en las 21 conclusiones que se extraen del análisis pormenorizado y exhaustivo del concepto de accidente de trabajo. Entre ellas, se incluyen varias propuestas de cambio normativo, entre las que destaco la propuesta de redefinición del concepto de “accidente de trabajo in itinere” siguiendo los criterios ofrecidos tanto por la OIT (artículo 7 del Convenio 121 de 1964), como por el derecho comparado de países de nuestro entorno (Italia, Francia, Alemania, Portugal).

En nuestro país existe una exigua y pobre definición del concepto de accidente in  itinere (definido únicamente por “ir o volver del trabajo”). Del Convenio 121 OIT se deriva la obligación de definir no solo el accidente in itinere sino las condiciones en que un accidente en el trayecto puede alcanzar la calificación de laboral. Tras el análisis del derecho comparado se aborda una propuesta con el siguiente tenor literal:

Artículo 156.2.a «Los que sufra el trabajador en el recorrido del trayecto directamente conectado con la actividad laboral hacia y desde el lugar de la actividad. El trayecto descrito comprenderá el realizado desde la puerta de acceso a las áreas comunes del edificio o a la vía pública, hasta las instalaciones que constituyen el local de trabajo.

También se considerará accidente de trabajo el producido:

En el recorrido del trayecto hacia y desde el lugar de actividad para confiar los hijos de los asegurados que viven bajo su custodia familiar o bien para utilizar un vehículo conjuntamente con otros trabajadores o asegurados.

En el recorrido del trayecto entre el lugar de trabajo y el restaurante, bar, o el lugar donde el trabajador toma habitualmente la comida, siempre que se cumplan los requisitos genéricos del desplazamiento.

En el recorrido del trayecto entre la residencia principal, o una residencia secundaria, que presente un carácter de estabilidad, o cualquier lugar donde el trabajador vuelva de manera habitual por motivos de orden familiar y el lugar de trabajo».

Deja una respuesta