¿Qué puedo hacer si la empresa no me entrega el contrato de trabajo por escrito?

Relaciones Laborales y Derecho del Empleo. Volumen 5, núm. 2, abril-junio de 2017
30 junio, 2017
Hoy somos 500 en nuestro grupo de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social!!!
14 julio, 2017

¿Qué puedo hacer si la empresa no me entrega el contrato de trabajo por escrito?

Como es ampliamente conocido la presión que se desprende de la difícil situación económica lleva a situaciones en que las empresas incumplen flagrantemente sus obligaciones.

En este contexto se abre paso la economía sumergida ofreciendo condiciones laborales ante las que se acaba por ceder; especialmente cuando el demandante de empleo es joven y/o carece de experiencia o bien es un desempleado de larga duración o tiene cargas familiares. Hace no mucho tuve conocimiento de una oferta real de empleo para un taxista cuyas condiciones laborales consistían en trabajar 7 días a la semana, 12 horas diarias. El problema de la formalización del contrato de trabajo ofrece varios matices de interés para el trabajador.

Hay que partir de que los contratos de trabajo pueden ser verbales o escritos. La forma escrita ofrece -sin duda- una mayor garantía de cara al cumplimiento de las obligaciones vinculadas al contrato. Si no se hiciera así el trabajador tiene derecho a exigir la forma escrita; si no se hubiera realizado el contrato de trabajo y estuviéramos ante una relación laboral sin alta en seguridad social el trabajador puede llevar a cabo las acciones pertinentes para garantizar sus derechos (reunir pruebas de la relación laboral, denunciar a la inspección de trabajo, etc.).

Debe llamarse la atención especialmente acerca de las excusas que suelen plantear las empresas cuando no se realiza el contrato de trabajo escrito o bien no consta el alta en Seguridad Social. Si pasan los días y las semanas y la excusa es que “la asesoría está tramitando los papeles” estaremos ante un indicio más que relevante para pensar que la empresa no pretende tramitar el alta en Seguridad Social.

Opciones que tiene el trabajador ante estos incumplimientos graves de la empresa:

1) Formalizar demanda ante los Juzgados de lo social frente a la empresa.

Previamente a la presentación de demanda es necesario acudir al centro de mediación y conciliación. En tal caso si las pruebas de que dispone el trabajador son especialmente relevantes tendrá la posibilidad de resolver la situación con un acuerdo que le satisfaga. Si no hubo alta en Seguridad Social a los efectos expuestos se deben tener en cuenta los perjuicios derivados respecto de las prestaciones de desempleo.

Si la empresa reacciona despidiendo al trabajador éste podrá intentar hacer valer la declaración de nulidad del cese en cuyo caso podría hacer valer la opción de la readmisión y el derecho al abono de los salarios de tramitación transcurridos desde el día del cese.

2) Formular denuncia ante la Inspección de Trabajo

Es una opción especialmente valiosa cuando el trabajador no ha sido dado de alta. El Inspector, que tiene obligación de guardar secreto respecto del origen de la denuncia –aunque la empresa pueda establecer conjeturas- podrá levantar acta de infracción –dando de alta al trabajador de oficio- si verifica la existencia de relación laboral, de modo que partiendo de la misma la empresa tendrá que realizar las cotizaciones que retroactivamente le sean exigibles. En la denuncia se debe concretar la actividad realizada, el lugar de la prestación y el horario para el que la Inspección pueda verificar in situ la prestación de servicios.

Esta opción resulta práctica cuando las pruebas de que dispone el trabajador son débiles o el trabajo no se lleva a cabo de cara al público.

Si se produjera un despido en estas circunstancias el trabajador podría solicitar la nulidad del mismo alegando que se produce como consecuencia de la denuncia interpuesta.

Deja un comentario