STS 24 febrero 2016. Extinción contrato-impago de salarios. Inasistencia al trabajo

STS 22 enero 2016. Efectos de la incomparecencia al reconocimiento médico.
14 abril, 2016
Jornadas 10 de mayo de 2016. “Nuevas estrategias de acceso al empleo”
10 mayo, 2016

STS 24 febrero 2016. Extinción contrato-impago de salarios. Inasistencia al trabajo

STS DE 24 DE FEBRERO DE 2016, Rec. 2920/2014. Extinción de contrato de trabajo a instancia del trabajador, concurriendo una situación de impago -prolongado- de salarios y con anuncio del trabajador de inasistencia al puesto de trabajo mientras se sustancia la vista oral.

El supuesto de hecho contempla una situación en la que al trabajador se le adeudan desde septiembre de 2012 a febrero de 2013 –paga extra de navidad incluida-. Consta además que el trabajador tiene cargas familiares –dos hijos- así como un préstamo mensual que debe abonar de 315,26 € mensuales.
Se interesa por el trabajador la extinción de su contrato con derecho a la percepción de la indemnización correspondiente al despido improcedente no sólo por el importante débito salarial existente (que podía haber facilitado la extinción del contrato a tenor de lo previsto en el artículo 50.2 ET) sino ante la concurrencia de “modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo llevadas a cabo sin respetar lo previsto en el artículo 41 y que redunden en menoscabo de la dignidad del trabajador” (art. 50.1 a) ET).
En este contexto la cuestión de debate es si el trabajador abandonó su puesto de trabajo en cuyo caso no podría accederse a extinguir un vínculo contractual inexistente.
Sin embargo la STS ha mantenido la línea seguida por la STS 20-julio-2012 –RCUD 1601/2011- según la cual:
«no existe abandono por parte del trabajador al que no puede obligársele a mantener unas condiciones de trabajo que, aunque no sean contrarias a su dignidad o a su integridad, pueden implicar un grave perjuicio patrimonial o una pérdida de opciones profesionales; razonando, en esencia, sobre la necesidad de introducir una mayor flexibilidad en estos supuestos en la línea de nuestra sentencia de 3 de junio de 1988 , de forma que no se obligue al trabajador a mantener unas condiciones de trabajo que, aunque no sean contrarias a su dignidad o a su integridad, pueden implicar un grave perjuicio patrimonial o una pérdida de opciones profesionales.
De ahí que haya de concederse al trabajador la posibilidad en estos casos de optar entre ejercitar la acción resolutoria y continuar prestando servicios en cuyo caso se estará en el marco de la resolución judicial o dejar de prestar servicios al tiempo que se ejercita la acción, asumiendo en este caso el riesgo del resultado del
proceso en los términos a que se ha hecho referencia» -a tenor del argumento ya contemplado en la STS 20-julio-2012 –RCUD 1601/2011-.

Se razona en definitiva que no concurre un supuesto de dimisión por parte del trabajador el anuncio de futura inasistencia al trabajo cuando concurre el supuesto excepcional (llevaba más de seis meses sin percibir ninguna retribución), circunstancia que: «que indudablemente habría de afectar no sólo a la propia dignidad del empleado, sino además a su propia subsistencia y a la de las personas que de él dependieran, lo que autoriza a considerar viva la relación laboral en el momento de entablarse la demanda» y a extinguir la relación laboral desde la fecha.

salario

Deja una respuesta