Suicidio y Accidente De Trabajo: resumen jurisprudencial

Es Accidente Laboral El Sufrido Al Ir O Regresar De Una Comida De Empresa
15 diciembre, 2017
Despido disciplinario por realizar actividad contraindicada en situación de baja laboral
5 enero, 2018

Suicidio y Accidente De Trabajo: resumen jurisprudencial

A raíz de la sentencia citada en el día de ayer que recoge un supuesto de un trabajador que se suicida tras un incidente ocurrido con un cliente, me plantea un compañero acerca de la protección que se otorga por accidente de trabajo y si esta situación se encuentra normalizada en nuestro país. Me plantea que en su país esta protección se encuentra expresamente excluida, imagino que bajo el argumento de que no cabe ofrecer la protección por accidente laboral ante un incidente que provoca un daño de forma voluntaria.

En nuestro país hasta el año 1970 la casuística jurisprudencial excluía la protección característica del accidente de trabajo para los supuestos de suicidio, sobre el argumento de que el daño provocado de forma intencionada queda excluido de la protección por accidente laboral.

A partir de este momento se plantea la posibilidad de que el desempeño del trabajo sea el detonante de la decisión suicida, cuando en el mismo concurren determinadas condiciones de estrés laboral o presión inasumible para el trabajador. No obstante la interpretación dada era claramente restrictiva: se consideraba el suicidio sólo cuando se producía en el centro de trabajo y cuando aparecía una prueba concluyente –del tipo de una nota encontrada post mortem– que identificaba al trabajo como causa determinante de la decisión suicida.

A principios del siglo XXI la sensibilidad judicial cambió notablemente a partir de la cadena de suicidios producida en la empresa France Telecom (más de 30 en un escaso margen de tiempo) cuando los despidos, expedientes de regulación de empleo y la exigencia de objetivos comerciales imposibles para los trabajadores evidenciaron una clara relación entre trabajo y decisión suicida.

A partir de este momento, a pesar de la dificultad en la unificación de doctrina, en la jurisprudencia menor se abrió paso la consideración de que el suicidio determinado por las condiciones de desempeño del trabajo debía incluirse en la protección por accidente de trabajo. Aquí recojo algunos ejemplos:

         STS 4-12-2012 (RCUD 3711/2011). Suicidio del conductor de autobús, que había sido “piquete en una huelga”.

La citada sentencia no admite el RCUD por falta de identidad de los hechos pero hace visible la sentencia dictada en la Sala de procedencia STSJ Andalucía/Sevilla 22-09-2011 (JUR 2011/376439). En ella se recoge la situación de un conductor de autobús al que se abren diligencias penales por participar como piquete en una huelga y que inicia una baja laboral con diagnóstico de ansiedad reactiva a la situación de conflictividad laboral –sin antecedentes- y que acaba suicidándose.

         STS 25-07-2007 (RCUD 5452/2005). Recoge la relación entre trastorno o enfermedad mental provocado por el trabajo y decisión suicida.

 

          STSJ Cataluña 3-10-2002, Rec. Sup. 6244/2002. Justificación del suicidio como accidente laboral si el trastorno laboral al que se asocia la decisión suicida aparece relacionado con el trabajo.

         STSJ Cataluña 11-04-2014, Rec. Sup. 2848/2014.

Un interesante y reciente pronunciamiento jurisprudencial viene constituido por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 11 de abril de 2014. Recoge el supuesto de un trabajador jefe de área que supervisa las actividades de los agentes rurales en  una zona determinada con responsabilidades en materia de  prevención de incendios.  En el relato de hechos se parte de considerar que el acto suicida consumado por el trabajador se produce fuera del lugar y tiempo de trabajo por cuyo motivo resulta necesario demostrar que el estado de ánimo que sufría resultó el desencadenante de la autolisis, encontrando su causa última en el trabajo. En la forma expuesta si la causa de la sintomatología ansiosa moderada es de carácter laboral habrá que concluir que se está en presencia de un accidente de trabajo.

En el caso aludido no constaban antecedentes de patologías psiquiátricas en el causante, ni éste se medicaba con habitualidad. Por tal motivo resulta fácil colegir que el cuadro de ansiedad que padecía era de origen reactivo y se desencadenó a raíz del incendio de Calvinyá, pudiéndose entender que su elevado grado de responsabilidad, profesionalidad y autoexigencia –acreditada a través de la prueba practicada- le superó emocionalmente hasta el punto de decidir poner fin a su vida. Queda así relacionado el problema psíquico con el trabajo estableciéndose el nexo causal entre el acto suicida y su estado de ansiedad. Se incide en que pese a que los factores desencadenantes de un suicidio pueden ser de índole muy diversa, no existiendo reglas objetivas para determinar cual de los concurrentes puede resultar decisivo, en este caso se infiere que la dolencia psíquica padecida es reactiva al trabajo, circunstancia que viene ratificada por la carta hallada junto al cadáver así como por las declaraciones de carácter testifical practicadas .

STSJ Cataluña 11-04-2014, Rec. Sup. 2848/2014. La relevancia práctica de la sentencia no debe pasar desapercibida. Son múltiples, y cada vez más frecuentes, los supuestos de hecho en que el trabajo provoca efectos devastadores para la salud de los trabajadores. A tal efecto cuando queda en evidencia directa la relación de causalidad entre trabajo y acto suicida la calificación de la contingencia derivada ha de ser profesional. No ha de resultar imprescindible en tal caso que exista una intervención dolosa o culpable por parte de la empresa o de algún compañero de trabajo. Se puede estar en la forma descrita simplemente ante un supuesto de estrés laboral –o v.gr. del síndrome del trabajador quemado- pues lo esencial en el accidente de trabajo es que el mismo se produzca con ocasión o por consecuencia del trabajo y no como consecuencia del comportamiento culpable de la empresa. Vid. Sánchez Pérez, J.: “Una relación fatal: el estrés laboral lleva al suicidio.

 

Bibliografía:

Sánchez Pérez, J., Comentario a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 11 de abril de 2014, núm. 2848/2014”,  Estudios Financieros. Revista de Trabajo y de Seguridad Social (RTSS. CEF),  núm. 376 (Julio 2014), ISSN 1138-9532 págs. 172 a 176.

Sánchez Pérez, J., “La delimitación conceptual del suicidio como contingencia profesional y su tutela jurisprudencial”, Actualidad Laboral, septiembre/2013, págs. 1 a 21, Collado Mediano, ISSN 0213-7097.

Sánchez Pérez, J., “Accidentes de trabajo. Análisis jurisprudencial y acción de responsabilidad por daños”, 2017, Editorial Dauro, Granada, pág. 226 y siguientes, ISBN: 978-84-947830-0-5.

accidentes de trabajo

Deja una respuesta