“Una propuesta normativa en torno al nuevo sistema de indemnizaciones sobre accidentes de trabajo”

Comunicación: “La tutela de los derechos sociales a través de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional”
13 diciembre, 2012
La configuración jurídica del accidente de trabajo
28 enero, 2013

“Una propuesta normativa en torno al nuevo sistema de indemnizaciones sobre accidentes de trabajo”

Este artículo publicado por Información Laboral, Valladolid, Diciembre 2012, ISSN 0214-6045, págs. 6 a 19 fue seleccionado por Lex Nova para el “Anuario Lex Nova 2012” (ISBN. 978-84-9898-584-9). En cierto modo este trabajo vino a anticipar el cambio de doctrina jurisprudencial que llevó a cabo la Sala de lo Social que asumir en buena medida el criterio tradicionalmente sostenido por la Sala de lo Civil.

Se analiza el alcance de las teorías de la compatibilidad absoluta (propia de la jurisdicción civil) y la compatibilidad limitada (propia de la jurisdicción social) criticadas ambas ampliamente por la doctrina; la una por duplicar el pago de determinados conceptos, la otra por ser «cicatera»  o «insuficientes» . 

Desde mi perspectiva la propuesta de lege ferenda que realizaría en relación a este baremo pasaría por una opción intermedia entre las dos teorías indemnizatorias actualmente enfrentadas («teoría de la compatibilidad absoluta» y «teoría de la compatibilidad limitada»). Mi criterio pasa, en primer lugar, por eliminar la duplicidad de percepciones en lo relativo a la indemnización por el concepto de incapacidad temporal, estableciendo una cuantía límite semejante a la establecida para el baremo de los accidentes de tráfico (criterio de la «teoría de la compatibilidad limitada»). En un segundo término, en cuanto a la valoración de los daños o secuelas psíquicas o físicas, en tanto que no tienen asociada una prestación determinada –considerados en sí mismos- dan lugar a una indemnización que se mantendría intacta  conforme a las teorías citadas. No habría, por tanto, matización que hacer al respecto, sino desarrollar una cuantificación del daño que puede ir en la línea del establecido para el baremo de los accidentes de tráfico. Y, por último, en cuanto al concepto de indemnización por la situación incapacitante derivada del accidente de trabajo, mi propuesta, consistiría en establecer un arco indemnizatorio, con un tope máximo y mínimo por grado de incapacidad. Ello sería así dado que ni es justo compensar la indemnización por incapacidad permanente con el capital coste depositado en las arcas de las Entidades Gestoras, ni adecuado llegar al resultado final de indemnizar con una cantidad inexistente por este concepto (la que para mí comporta una «indemnización virtual»). Frente a esta solución, que elude toda indemnización real por la incapacidad, parece apropiado mantener un sistema similar al régimen previsto en el baremo derivado de la Ley del Seguro a tenor del reseñado arco indemnizatorio que se establece, con un tope máximo y mínimo por grado de incapacidad, y en el que se tiene en cuenta como factor corrector el alcance incapacitante de las lesiones. Y todo ello, aunque se introdujera un segundo factor corrector que considerara, o tuviera en cuenta simultáneamente, la existencia o inexistencia de prestación vitalicia de Seguridad Social a la hora de cuantificar el importe o valor del daño causado.accidente-2

Deja una respuesta